fbpx
15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 https://vivirconpeques.com 300 true 0

9 Trucos para que los niños coman verduras

1 Comment

Es tarea de los padres inculcar unos buenos hábitos alimentarios y hacer que la hora de la comida sea un momento placentero. Por eso, os traemos 9 trucos eficaces para ayudaros a que vuestros niños coman verduras y no se convierta en una odisea imposible.

La mayoría de los niños y adolescentes no comen las raciones de vegetales recomendados. Los siguientes consejos pueden ayudar aumentar el consumo de estos alimentos en todas las comidas. Cuesta un poco, y estaremos haciendo mucho por la educación alimentaria de los más pequeños.

Lista de consejos para que los niños disfruten comiendo verduras

  • Hay que presentar los platos de forma divertida, con ingredientes que aporten vistosidad y colorido, que refuercen el atractivo. Supone un gancho para los niños y jóvenes, les llamará más la atención y les resultarán más apetitosos.
  • Procure que comience el día con frutas. Un vaso de zumo de fruta, rebanadas de bananas, ciruelas, naranja, etc., darán un enérgico y delicioso comienzo al día, y además, le ofrecerá una cantidad alta de fibra, más vitaminas y minerales, y nada de grasa.
  • Las frutas se pueden llevar con facilidad a todos los lugares, y pueden darle una rápida carga de sabor y energía en cualquier momento. Meta en la mochila una manzana, una naranja, una pera, un plátano o una bolsa de frutos secos y frutas desecadas.
  • Ponga las frutas y los vegetales a su alcance. Métalos en un cuenco que esté sobre la mesa de la cocina. Asegúrese que estén visibles cuando el niño abra la nevera. Si los ve, es más probable que los coma.
  • Utilice verduras congeladas cuando sea imposible conseguir productos frescos, para que así no pasen días sin comer verduras variadas.
  • Añada frutas y verduras cortadas o en puré, a los platos de carne. Por ejemplo: Lomo de cerdo con puré de manzana pollo a la naranja o pimientos, flan de espinacas, espaguetis con champiñones, arroz con verduras. Utilice las verduras picadas muy finas o rayadas para mezclar con la carne picada o con los guisos de carne.
  • Utilice puré de verduras para espesar sopas y añadir sabor.
  • Prepare postres dulces con hortalizas (tarta de zanahoria, de calabaza…) o con frutas (pastel de manzana, yogur o helado con kiwi, fresas etc.).
  • Corte los alimentos en formas curiosas, los hace más apetecibles. Se pueden elaborar sandwiches vegetales con lechuga, tomate, zanahoria rallada, con queso, jamón, atún, etc., colocados en canapés, cortados en forma de triángulo o círculo. Le llamará más la atención que el típico sándwich cuadrado.

Beneficios que les aporta comer verduras

Hay que enseñar a los niños sabores diferentes y variados, que les permitan disfrutar de una alimentación rica, variada y saludable. Ya que un plan dietético equilibrado permite a los niños alcanzar sus potenciales de desarrollo máximos. Además, ayuda a prevenir enfermedades importantes en la edad adulta.

Las verduras y hortalizas constituyen, junto con las frutas, una fuente primordial de vitaminas variadas sales minerales, fibra y elementos antioxidantes. La deficiencia mantenida de muchos de estos nutrientes tiene relación directa con la aparición y desarrollo de algunas de las enfermedades crónicas de mayor incidencia en la edad adulta: Aterosclerosis, diverticulitis, colon irritable, osteoporosis, anemias, cáncer, etc.

Sin ir más lejos, las vitaminas son sustancias que, en su mayor parte, el organismo no puede sintetizar, y aunque necesarias en muy pequeña cantidad, su ingesta inadecuada puede producir alteraciones funcionales orgánicas y clínicas.

Como base siempre hay que dar ejemplo en casa

El ejemplo sobre las costumbres que el niño tenga en casa, marcará con casi toda seguridad, estos hábitos para el resto de su vida.

Los niños en edad escolar tienden a ser bastante maniáticos con las comidas. Suelen tener gustos y aversiones marcadas con alimentos muy nutritivos, como son las verduras.

Aunque las preferencias por la comida deben ser respetadas, y se han de tener en cuenta a la hora de planificar los menús, no hay que dejar que sea el niño quien siempre determine las comidas y los platos.

Sí la gama de alimentos que se incluyen en los menús familiares es amplia, el tiene más posibilidades de variar, y es mucho más fácil que acepte un mayor número de ellos.

Por el contrario, si los hábitos alimentarios familiares se alejan de las recomendaciones en cuanto a la frecuencia de consumo de alimentos o incluyen una escasa variedad (dos o tres tipos de verduras y frutas), para el niño le resultará difícil entender que debe comer de todo.

Previous Post
Cómo son las meriendas saludables de los niños
Next Post
9 Soluciones para Superar el Bullyng Escolar

1 Comment

Leave a Reply